Te cuento por qué hay gente que vende en internet y otra que solo tira dinero.

Yo era de los que tiraba dinero. Y lo peor es que pensaba que hacía todo bien y que no tenía suerte. Tonterías. Esto es lo que me pasaba.

Crear una página web o montar un proyecto online.

Gastar dinero en hacer la web con un buen diseño y buenas imágenes. 

Gastar dinero en anuncios de Facebook e Instagram y también en GoogleAds, claro.

Crear un webinar o hacer un lanzamiento.

Preparar una campaña bestial para BlackFriday o para SanValentín (o para el día de la marmota.)

Publicar a diario en redes sociales. E interactuar, por supuesto.

Y no conseguir NINGÚN resultado.

Todo esto ya lo he probado. 

Y he metido la pata hasta el fondo bastantes más veces de las que me gustaría reconocer. 

Y no porque no sea el camino bueno o porque no funcione. Sino porque lo hacía mal. Me centraba en el envoltorio y no en lo importante.

Mientras yo perdía dinero como un tontainas veía otros negocios con webs, lanzamientos y campañas que vendían como locos.

Los cabrones me hacían comprar casi sin darme cuenta (a mí y a muchos otros) y no compraba más porque hacía el esfuerzo por aguantarme. Pero sabían qué decirme, cuándo y cómo y me hubiese encantado comprar todo lo que ofrecían.

¿Y qué diferencia había entre estos negocios y los míos?

Mi web no era más fea que la suya, hacía anuncios, publicaba en redes sociales y hasta escribía en el put* blog para que Google me posicionara algún día alguna cosa. 

Y “cri, cri, cri”… grillos sonando cada vez que habría la cuenta para ver las ventas que entraban.

Hasta que vi que todo eso era superfluo. Que había 2 claves básicas en todo eso que me estaba pasando por el forro. 

Dos cosas a las que yo no daba importancia porque nunca me lo habían dicho… y no había sido tan espabilado como para darme cuenta.

La estrategia
+
El copy

(Es decir: el mensaje / el contenido / lo que dices.)

Esta gente sabía qué hacía, sabía dónde apretar, sabía qué palabras usar y cuándo usarlas

La cosa no es que tengas una web que diga cualquier tontería para rellenar el hueco del texto. Es tener una web que diga lo que tu cliente necesita escuchar para comprar.

No es poner un anuncio en Google. Es saber qué tiene que decir el anuncio para que cliquen en él.

No es mandar un mail con la oferta de tus productos. Es saber cómo crear una estrategia que te haga vender de verdad enviando emails.

Y esto es lo que de verdad cambia el juego.

Lo que hace que un negocio funcione o no.

Ahora lo entiendo. Ahora sé cómo usarlo. He estado investigando y aprendiendo de los mejores profesionales del mundo del copywriting (y sigo haciéndolo todos los días) y probando y aplicando. 

En mis proyectos y en otros negocios como el tuyo. Si quieres mejorar tus resultados y empezar a vender más.

¿Quieres ver más? ¿Saber más?

Puedes empezar apuntándote a la lista. Si tienes un negocio. Y si quieres vender más.

Dentro vas a ver cosas como estas:

Lista + eBook ⬇️

¿Y quién soy yo?

Yo soy Ángel y me pagan para vender, en este caso escribiendo. Para escribir lo que sea y vender lo que sea.

Y esto puede ser páginas web, emails, landing pages, anuncios, o propuestas y guiones de venta. Principalmente para tiendas online, pero puede valer para cualquier negocio que quiera vender más. 

Soy un vendedor que escribe. O un escritor que vende. Lo que más te guste. Porque eso es el copywriting. No escribir bonito, ni hacer algo super original, sino escribir unas palabras que hagan que el cliente compre. (Y si es bonito y original pues mejor)

Es algo que tiene más años que el sol. Antes eran redactores publicitarios o similares (como en MadMen, que está ambientada en los 60) y ahora se llaman copywriters pero en el fondo es lo mismo. Publicistas especializados en la escritura persuasiva. En convencer con palabras.

angel segarra círculo

Pero escribir los textos de tu web, de tus correos o preparar un buen discurso de ventas, sigue siendo algo que algunos negocios consideran secundario, algo que delegan en gente sin experiencia en ventas y por eso se siguen haciendo cagadas enormes.

Las cagadas más comunes:

  • No darle la importancia que tiene a la comunicación de tu negocio. Lo que dices y cómo lo dices.
  • Centrarse solo en escribir bien (y no en vender, que es la parte que tiene gracia).
  • Decir lo mismo que dice el resto.
  • Aburrir al personal.
  • Contar tu película y no pensar en lo que quiere escuchar tu cliente.

En definitiva. No centrarse en una cosa: que tu texto venda. Eso es más importante que que sea gracioso, que entretenga, que esté bien escrito o que cuente todo sobre tu empresa. (Los años de experiencia, el equipo multidisciplinar y esas cosas que no interesan a nadie…)

Tiene que pasar la prueba del algodón: ¿Vende? Entonces funciona. ¿No vende? No funciona.

Ahora tienes la opción de hacerlo bien.

La opción de conseguir más ventas con tu negocio. Para eso tienes que dar un primer paso. Entrar en la lista. Aquí te iré contando todo lo demás.

Y además te llevas el eBook “10 tonterías para vender más con tu web.” 

¿Qué vas a ver en el eBook?

Lista + eBook ⬇️