Ay, el email… que tiempos hemos pasado con él.

Cuando enviábamos fotos o vídeos «turbios» a nuestros compañeros de clase para que los abrieran delante de todos y echarnos unas risas, cuando nos llegaban mensajes en cadena que había que reenviar si no querías morir en 3 días…

Pero por cosas como estas y por la cantidad bestial de SPAM que se ha hecho, el correo electrónico ha cogido una fama malísima.

Y es esta misma gente que manda correos basura la que dice que el email no vale para vender.

Claro, llevan toda la vida mandando correos de mierda, con las ofertas del mes sin más contenido, así, directo a la yugular, sin explicarte nada, ni intentar empatizar contigo un poquito…

Y los pobres que lo reciben, que están cansados de que les llenen la bandeja de entrada con correos de este tipo y es normal que no quieran saber nada de estrategias de mails.

Por eso llevamos unos años en los que vemos que los “expertos de turno” cada día salen con una herramienta que va a hacer que tu negocio facture 26 cifras en 14 minutos y medio (ya sea Facebook, Google, Instagram, YouTube, TikTok…)

¿Y sabes qué?

Que después de toda la película, lo básico sigue siendo lo que mejor funciona. Que en este caso es el mail (si lo usas bien, claro).

Yo he probado todas estas redes sociales y otras herramientas que parecían la octava maravilla y lo que más resultados me ha dado siempre ha sido cuando me he centrado en el correo electrónico.

No digo que no use las RRSS o la publicidad, pero todo va encaminado a potenciar la estrategia de mail.

Y hay muchos empresarios, tanto de servicios como tiendas online que basan prácticamente el 100% de su estrategia en el email y facturan cifras enormes.

Además, es una herramienta fácil, que ya conoces y que puedes empezar a utilizar hoy.

Si la tecnología y la informática no son tus mejores amigas es lo más fácil que puedes implementar porque no tienes que aprender desde cero como funciona.

Simplemente tienes que saber cómo utilizarlo para vender más:

¿Qué se puede hacer con el email?

1. Crear una estrategia de captación de «leads».

Ofreces a los visitantes de tu página `algo´ que les interese a cambio de que te den su correo.

Así tienes su contacto y puedes empezar una relación en la que tú le des valor, le enseñes cosas, les entretengas o lo que se te ocurre y así generas confianza hasta que te compran.

Te has descargado últimamente algún eBook gratis o has entrado a algún curso gratis. Era un lead magnet.

2. Crear una (o varias) secuencias automatizadas.

Esto son correos que preparas con anterioridad y que se envían automáticamente cuando tu contacto hace algo.

Cuando se suscribe, cuando hace una compra, cuando deja un carrito abandonado…

La idea es que estas secuencias hagan el trabajo por ti en automático. Presentan tu negocio al cliente, le explican lo que haces, cómo lo haces, por qué eres diferente al resto…

La idea es que a través de estos correos programados que va a ir recibiendo pase de prácticamente no conocerte a acabar comprándote y sin que tengas que perder tu nada de tiempo.

3. Enviar correos interesantes con cierta regularidad.

Y es necesario que se cumplan los dos puntos.

Que sean interesantes para la persona que los recibe los abra y los lea (si no, esto no vale de nada).

Y que los envíes con cierta regularidad para mantenerte siempre en el `top of mind´ de tu posible cliente. (es decir, conseguir que seas tú del que se acuerde cuando tenga que comprar)

Esto te vale si…

  • Quieres crear una lista desde cero.
  • Tienes una lista pero esta más muerta que Tutankamon y quieres ver como revivirla.
  • Ya tienes una lista más o menos activa pero no obtienes resultados.

¿Qué incluye este servicio de email marketing para tu negocio?

Puede incluir todas estas cosas, depende de lo que necesites:

¿Y cómo puedes hacer esto?

Reserva aquí una hora y tendremos una sesión por videoconferencia.

Nos conocemos, me cuentas, vemos a ver qué te encaja mejor y empiezas a conseguir ventas a través del correo electrónico.

¿Qué más se puede pedir?

>> Reservar sesión de valoración